Captura de pantalla 2017-09-21 a las 10.53.32

La inmunoterapia se ha convertido en la opción  más esperanzadora como tratamiento para ciertos tipos de cáncer como el melanoma. No obstante, existe una población de pacientes que no responden a este tratamiento. Para descubrir la causa y solventar este problema se ha llevado a cabo el primer ensayo clínico en fase 1b con 21 pacientes con melanoma en estado avanzado que habían sido tratados previamente con pembrolizumab.

En este estudio, se realizó una biopsia basal a cada paciente en las que se detectó la falta de células T CD8+ dentro de los tumores, algo que puede explicar el por qué la terapia con pembrolizumab no fue efectiva. La solución que se plantea en este ensayo consiste en combinar la terapia de pembrolizumab con la inyección previa de un virus oncolítico modificado genéticamente (T-VEG), el cual puede inducir la muerte celular (apoptosis) de manera exclusiva a las células tumorales, de tal manera que al desencadenar una respuesta inmunitaria, pueda atraer a las células T CD8+ dentro del tumor y así eliminarlo.

Uno de los principales factores que se han tenido en cuenta a la hora de desarrollar el ensayo ha sido la variación de toxicidad de los tratamientos al emplearlos de forma combinada. A la hora de presentar el informe se confirmó que la combinación de T-VEG con pembrolizumab no aumentó significativamente las toxicidades de la terapia con solo un agente, es más, tampoco hubo toxicidad limitante de dosis en cualquiera de los 21 pacientes por lo que se entiende que los efectos secundarios de esta terapia combinatoria son moderados. Este ensayo clínico de inmunoterapia en humanos ha demostrado una alta tasa de respuesta total (63%) con una respuesta completa inmunológica del 33%.

Tras estos resultados el estudio concluye que la viroterapia oncolítica puede mejorar significativamente la terapia con pembrolizumab modificando el microambiente tumoral.