Versión 2

Hoy os presentamos a uno de nuestros graduados del curso 2011-2012 del MOM, el Dr. Enrique Grande, quien actualmente acaba de ser nombrado jefe del servicio de Oncología y Director de Investigación Clínica del Hospital MD Anderson Cancer Center de Madrid.

Dr. Grande, ¿en qué medida hacer el MOM cambió tu forma de abordar la oncología clínica?

El hacer el MOM va más a allá de obtener un título más o menos reconocido; es una filosofía de cómo afrontar la enfermedad. Alguien que invierte tanto tiempo y dinero en algo relacionado con su profesión significa que le gusta, que le encanta y que quiere mejorar. Esto se traduce, sin duda, en una mejora en la atención y en las posibilidades que sus pacientes tienen. Les pongo un ejemplo muy reciente; una chica muy joven, de 24 años, acudió a mi consulta esta semana. El diagnóstico no era ni bueno ni común. La paciente padecía un carcinoma de células renales con translocación XP11 diseminado. No se disponen de estudio en esta población, de hecho apenas existen casos clínicos aislados reportados que hayan sido tratados con éxito. Tratamiento estándar para “cáncer renal” fue sugerido en su centro de origen con expectativas nefastas en cuanto a eficacia. El conocer el perfil de alteraciones moleculares de la paciente puede, sin duda, abrirle alternativas. El conocer su carga mutacional, su expresión de marcadores relacionados con sistema inmune, o simplemente la expresión de genes relacionados con metabolismo de quimioterápicos puede sino ayudarla sí que conocer de antemano qué fármacos no debemos administrar para paliar su enfermedad. En su centro de origen ni siquiera le habían comentado la existencia de estas posibilidades. El MOM significa ir más allá, mirar al bosque en lugar de al árbol que tenemos delante.

¿Algún consejo, recomendación o sugerencia para quienes están pensando hacer el MOM?

Nunca se invierte suficiente en conocimiento. Cambiar la mentalidad es de las cosas más difíciles que podemos hacer, salir de la zona de confort. Tú eliges si conformarte o ser mejor.