Biomarker

El objetivo del grupo del Dr. Burkhard Becher en este trabajo es la identificación de biomarcadores de respuesta a inmunoterapia anti-PD-1 en pacientes con melanoma metastásico. En general, esta terapia sistémica es efectiva en un subgrupo importante de pacientes, pero se desconoce quienes serán en el pretratamiento. Los autores de esta publicación han intentado discernir este dilema utilizando células mononucleares de sangre periférica (PBMCs) de pacientes respondedores, no respondedores y donantes sanos, técnicas de citometría y análisis bioinformáticos, para identificar una subpoblación que pueda ser predictiva.

El estudio se inicia con el análisis citométrico de 60 muestras de PBMCs, previamente preservadas, de 20 pacientes con melanoma antes y después del tratamiento y de 20 donantes sanos. Los autores observaron las distintas poblaciones leucocitarias, pretratamiento, entre respondedores y no respondedores. Con estas dos subpoblaciones diferenciadas se realizó un análisis individualizado de los 29 marcadores leucocitarios utilizados en el en el análisis anterior, y observaron que en respondedores la frecuencia de células T, CD4+ y CD8+ fue más baja, mientras que las células mieloides CD19HLA-DR+ eran más altas en no respondedores. Estos datos se confirmaron en 23 muestras de tumores pareados con su correspondiente PBMCs. En base a estas premisas, los autores realizaron un estudio para determinar si el tratamiento anti-PD-1, alteraba las propiedades funcionales de las células T, e investigaron la producción de citoquinas secretadas por estas células observando que en la células CD4+ había 3 CCG más frecuentemente expresados en respondedores respecto a las células CD8+ de los encontraron 13 CCG expandidos y 1 reducido en respondedores versus no respondedores. Los autores también determinaron las diferencias de las poblaciones celulares mieloides respecto de las linfoides, y observaron que la población de células T era más baja que la mieloide CD14+(CD16b-HLA-DRhi) en respondedores que en no respondedores. Esta población mieloide, concretamente monocitaria, con elevada presencia en respondedores pretratamiento, fue confirmada con otro procedimiento experimental (CellCnn) en los dos grupos de pacientes tratados. La presencia de esta población monocitaria fue también tratada en una serie externa de validación con idéntico resultado. Finalmente se realizado un estudio de correlación, clínica-población monocitaria, demostrando en el análisis multivariante se comporta como un factor pronostico independiente respecto de la SLP.

La importancia y aportación de este trabajo es fundamentalmente aplicada, estudiando muestras humanas y describiendo una población monocitaria que se puede cuantificar en sangre de los pacientes de forma diferencial ya antes del tratamiento inmunoterápico, lo que la convierte en un biomarcador predictivo y pronóstico en estos pacientes.