20180711_Una respuesta completa del cancer de mama foto

Más investigación siempre trae nuevas esperanzas: una respuesta completa al tratamiento 22 meses después; éste ha sido el resultado inesperado para un paciente con cáncer metastásico de mama que no respondía a ninguna de las terapias convencionales y que ha sido publicado recientemente en Nature Medicine.

Los investigadores del National Cancer Institute (NCI), liderados por el Dr. Steven A. Rosenberg, jefe del departamento de cirugía en el NCI´s Center for Cancer Research (CCR), están llevando a cabo un ensayo clínico con un novedoso enfoque inmunológico en el cual han desarrollado un método en el que identifican todas las mutaciones presentes reconocidas por el sistema inmune en un cáncer concreto. Este método es novedoso en cuanto a que el enfoque no se centra en el tipo de cáncer que el paciente tiene si no en cuáles son las mutaciones que lo definen.

Este método es una forma de ACT en la cual se usan los ya conocidos “tumor-infiltrating lymphocytes” (TILs) que reconocen las mutaciones presentes en las células tumorales y son amplificados en el laboratorio para luego volver a introducirlos en el paciente para que ataquen de forma dirigida y amplificada esas mismas células tumorales. Y como era de esperar, en paralelo a la infusión de los TILs, se administra pembrolizumab para evitar la inactivación del sistema inmune por las células tumorales.

Tras secuenciar el ADN y el ARN de uno de los tumores de esta paciente y compararlo con el tejido normal, se pudo identificar las mutaciones específicas de ese tumor; una combinación de 62 mutaciones únicas del cáncer de esta paciente. Y aquí es donde está la clave de por qué este ensayo ha funcionado: los investigadores han seleccionado los TILs de esta paciente que más mutaciones eran capaces de reconocer. Al volver a introducir específicamente estos TILs en la paciente, la respuesta inmune ha sido exacerbada y muy específica; es como enviar a los mejores especialistas para que solucionen un problema concreto.

Y lo que más esperanzador resulta de este ensayo clínico en el cual aún están incorporando pacientes, es que este nuevo enfoque parece servir también para otros tipos de cánceres epiteliales como el cáncer de hígado y el colorectal, los cuales no respondían bien a este tipo de terapia. Como dicen los investigadores de este trabajo: “Todos los cánceres tienen mutaciones, y es eso lo que estamos atacando con esta inmunoterapia”.