Standford

En la Universidad de Standford, Ronald Levy y su equipo han conseguido poner a punto una nueva forma de vacuna en la que activan de forma selectiva el sistema inmune contra tumores específicos. Una vez que el sistema inmune ha conseguido eliminar el tumor primario, sigue estando activo y va buscando de manera especifica por todo el organismo las metástasis que se hayan podido establecer en otros órganos y que no se hayan apreciado aún.

En este estudio publicado en la revista Science Tranlational Medicine, se recalca la especificidad de esta vacuna, evitando así los efectos secundarios asociados a una hiperactivación generalizada del sistema inmune o al increíble gasto asociado a las terapias actuales TCAR. Lo novedoso de esta vacuna consiste en inyectar directamente al tumor primario un trocito de ADN (unmethylated CG-enriched oligodeoxoxynucleotide CpG, un ligando del receptor TLR9) y un anticuerpo, anti-OX40, activando las células del sistema inmune que ya se encontraban dentro del tumor.

Los resultados obtenidos hasta ahora en ratones son sorprendentes, 87 de 90 ratones obtuvieron una eliminación completa de los tumores linfáticos tras una primera inyección y los otros 3 restantes tras una segunda. Estos resultados se han podido reproducir en tumores de mama, colon y melanoma con resultados igual de prometedores.

Los ensayos clínicos ya han comenzado para aquellos pacientes que tienen linfoma folicular y que no han recibido ningún tratamiento previo.