Captura de pantalla 2019-06-30 a las 13.41.59

La colaboración científica establecida entre el departamento de leucemia en el MD Anderson Center en Estados Unidos, la Unidad de Investigación Clínica de Tumores Hematológicos H12O-CNIO dirigida por Joaquín Martínez, el Hospital 12 de Octubre de Madrid y la Universidad Complutense ha dado sus frutos al demostrar por fin el papel como nuevo oncogén,  del gen hnRNP K, cuya regulación acaba de describirse como mediadora para los linfomas mediados por linfocitos B.

Hasta ahora este gen estaba descrito principalmente como supresor de tumores, aunque ya existían dudas sobre su potencial papel como oncogén desde hace años. En el estudio realizado por esta imponente colaboración y recientemente publicado en el Journal of the National Cancer Institute (JNCI), se ha demostrado que el papel de este gen va más allá al ser capaz de regular la expresión de uno de nuestros favoritos oncogenes, c-MYC. La relación parece ser bastante sencilla: cuanto mayor es la sobreexpresión de hnRNP K mayor es la activación de c-MYC y por tanto mayor agresividad de los tumores.

Una vez más podemos ver como la investigación básica sigue siendo esencial para el tratamiento de muchos tumores ya que aún quedan muchas sorpresas por descubrir y entender.