Es devastador cuando tú o alguien de su familia recibe la noticia sobre el cáncer de mama metastásico, los comúnmente conocidos como tumores HER2 positivos metastásicos, un tipo de cáncer de mama extremadamente agresivo.

Las células de cáncer de mama HER2 positivas expresan una proteína llamada receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano (HER2), que participa en la promoción del crecimiento tumoral. En este tipo de cáncer, el gen que codifica HER2 se expresa en múltiples copias, lo que provoca la sobreexpresión de HER2 y, en consecuencia, impulsa el crecimiento del tumor.

Aunque en general los tumores HER2 positivos responden bastante bien a las terapias actuales, los cánceres de mama HER2 metastásicos tienen un mal pronóstico. La supervivencia en esta etapa siempre ha sido baja, pero las expectativas de nuevas terapias estaban en el horizonte.

Finalmente, el Dr. Javier Cortés, director del Centro Internacional de Cáncer de Mama (IBCC), ha hecho una enorme contribución al realizar un estudio recién publicado en el New England Journal of Medicine, en el que ha combinado trastuzumab y deruxtecan. Esta combinación ha obtenido una supervivencia libre de enfermedad de más del 75% al ​​año (vs. 34,1% con el régimen estándar) y ha conseguido una supervivencia del paciente del 97% en comparación con el tratamiento estándar (86%). Además, el tumor se eliminó por completo en el 16% de los casos. Afortunadamente, las toxicidades asociadas al tratamiento son estándar para este tipo de tratamientos, es decir, la bien conocida neumonitis, que puede controlarse fácilmente con un régimen de corticoides.